Te presentamos los primeros auxilios que como papá o mamá debes saber brindar para que, en caso de un accidente, puedas ayudar a tus pequeños y evitar que su vida corra un grave peligro.

En el post anterior, tratamos la importancia de conocer estas técnicas de socorro, así como los primeros auxilios que se deben prestar en caso de asfixia.

Por tanto, en esta ocasión abordaremos las quemaduras y fracturas.

2. ¿Qué debes hacer en caso de quemaduras?

Para comenzar debes saber que las quemaduras se producen por una exposición prolongada al sol, por contacto con superficies calientes, con sustancias corrosivas o por contacto directo con la corriente eléctrica

También es importante que conozcas la clasificación de las quemaduras de acuerdo a su grado de gravedad, como se muestra a continuación:

Quemaduras de primer grado:

– En este caso, la piel se enrojece, pero no se ampolla.

– Quemaduras de segundo grado:

– La capa exterior de la piel se quema, salen ampollas y son bastantes dolorosas.

Quemaduras de tercer grado:

– En este tipo de lesión, la epidermis y la dermis, son las capas superiores de la piel, se dañan de manera irreversible y la piel luce blanca o carbonizada.

Ahora que ya sabes más sobre las quemaduras, te presentamos los primeros auxilios que debes practicar en caso de que tu pequeño sufra este tipo de lesión. Pero te recordamos que, en caso de quemaduras de tercer grado o que afecten zonas delicadas del cuerpo, lo mejor es solicitar atención médica de inmediato.

Quemaduras térmicas y quemaduras químicas:

– Enfriar inmediatamente la zona afectada con agua de la llave durante 15 o 20 minutos.

– Si la ropa u otro objeto está adherido a la piel de tu niño, no intentes quitarla. Solamente retira aquella que no se encuentre pegada, esto lo debes hacer cortándola.

– Después de refrescar la lesión, cúbrela con gasas limpias y mojadas. No apliques pomadas, jabones o remedios caseros y evita usar agua muy fría.

Quemaduras eléctricas:

– Utilizando un objeto de madera, separa a tu hijo de la corriente eléctrica, o si es posible, interrumpe la corriente.

– Después de haberlo liberado de la corriente eléctrica, revisa que sus signos vitales respondan, si no es así, solicita atención médica lo antes posible.

– Una vez que tu pequeño se haya estabilizado, aplica agua fría sobre las quemaduras durante 15 minutos. Después, coloca una gasa mojada sobre la herida.

– Evita mover a tu niño, no le untes pomadas, jabones o remedios caseros.

– En ambos casos, debes cubrir a tu pequeño con una manta para que mantenga su calor corporal en lo que la asistencia médica es recibida.

3. ¿Qué hacer en caso de que tu niño sufra una fractura?

Las fracturas son lesiones provocadas debido a una discontinuidad en la estructura física de los huesos, a consecuencia de golpes o fuerzas con intensidades superan la elasticidad de los mismos.

Tu hijo puede sufrir 2 tipos de fracturas:

– Cerrada: Se presenta cuando la fractura no es detectable a simple vista.

– Expuesta: Se presenta cuando la piel que cubre el área lastimada también es dañada, lo cual puede provocar una infección por la entrada de microorganismos.

Algunas señales que te pueden ayudar para saber si tu niño presenta una fractura son las siguientes:

– Dolor en la zona afectada que se incrementa al tocarla o moverla

– Inflamación sobre el área lastimada

– Deformidad

– Incapacidad de movimiento de la extremidad

Los primeros auxilios que debes prestar a tu hijo si acaba de sufrir esta lesión, son:

-Retira todo objeto que se encuentre en el área lastimada ya que puede causar más dolor o dificultar la inmovilización, como relojes, anillos, pulseras, entre otros.

-Inmoviliza la fractura, esto lo puedes hacer entablillando el miembro dañado, puedes utilizar un periódico enrollado o tablillas de madera. Considera que debes inmovilizar el hueso lesionado tanto por encima como por debajo.

-Si la piel de tu hijo presenta daño, para prevenir que la herida se infecte, enjuaga suavemente para retirar todo lo que pueda contaminar, pero no frotes con demasiada fuerza.

-Finalmente, cubre el área con una gasa estéril en lo que tu pequeño recibe la atención médica necesaria.

los_primeros_auxilios_en_los_niños_parte_2_lionkids_estimulacion_temprana

 

Como has podido observar, los primeros auxilios son técnicas que todo papá debe saber para brindar socorro a sus hijos en este tipo de situaciones donde su vida corre peligro.
Recuerda que una pequeña acción puede hacer la diferencia

Esperamos que esta información te ayude en caso de que tu niño sufra cualquiera de estas lesiones y actúes correctamente para evitar un daño mayor.

 

Escribe tu opinión en un comentario y comparte este post en tus redes sociales.

¡Nos vemos en el próximo post!

Equipo LionKids.

Share on FacebookShare on Google+Digg thisShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterPrint this page

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Reply

  • (will not be published)