Conforme tus peques van creciendo, llega el momento en que comienzan los conflictos entre hermanos por el más mínimo motivo, esto se debe a que van comprendiendo conceptos como la posesión de sus pertenencias o simplemente, porque cada uno de ellos quiere toda la atención solamente para él.

Es en esta etapa, es donde tu rol como mamá juega un papel muy importante para mantener la buena convivencia entre tus pequeños y evitar discusiones que pueden afectar toda la relación familiar.

Por este motivo, hoy te presentamos 6 fantásticos consejos para que tus peques sean buenos hermanos y pasen momentos inolvidables en un ambiente de amor y respeto fraternal.

1. Identifica las principales causas de sus conflictos

Debes aprender a adelantarte a las peleas entre tus peques para evitar que sucedan, una de las maneras más sencillas de lograrlo es identificar el origen de sus discusiones, por ejemplo, si los conflictos comienzan al decidirse sobre cuál caricatura ver en la televisión, puedes establecer un acuerdo entre tus hijos en el cual especifiques que cada uno tendrá cierto tiempo para ver su programa favorito.

Esta acción también lo puedes aplicar al delegar responsabilidades a tus peques, indícales con claridad cuál es el deber de cada uno de ellos. De esta manera los ayudarás a organizarse y podrás prevenir algunas situaciones de conflicto.

6_excelentes_consejos_para_que_tus_peques_sean_buenos_hermanos_lionkids_estimulacion_temprana_en_oaxaca

2. No culpes al mayor ni defiendas al menor

Una de las principales equivocaciones que puedes cometer al solucionar los conflictos, es que culpes al hermano mayor simplemente por tener más edad y protejas al más pequeño de tus hijos por considerarlo como el “hermano indefenso”.

 Sé imparcial con tus peques y escúchalos con atención, de esta manera, evitarás que tu hijo mayor se sienta culpable y que tu hijo menor aproveche su edad para molestar intencionalmente a su hermano.

3. No uses ningún tipo de violencia para corregirlos

Recuerda que la violencia solo genera más violencia, por esta razón, si reprendes a tus hijos con golpes o palabras ofensivas, les darás a entender que la violencia es una herramienta para solucionar sus problemas, por lo que al tener conflictos entre ellos, no dudarán un solo instante en pegarse o insultarse el uno al otro para arreglar sus diferencias.

4. Evita la frase: El consentido de mamá y el consentido de papá

Esto es una de las peores cosas que debes hacer con tu pareja, ya que tus hijos pensarán que solamente son queridos por uno de sus papás. Además, al sentirse “protegido” por uno de sus padres, aprovecharán esa situación para obtener ventaja sobre su hermano al encontrarse con su “papá favorito”.

Para que este tipo de situación no se presente en tu familia, no permitas que tus peques hablen mal de sus hermanos, cuando esto se presente, puedes contestarles: No me cuentes las cosas negativas de tu hermano, mejor háblame de ti o de las cosas positivas que tiene tu hermanito.

5. Enséñales el valor del perdón

Siempre ten en mente que cuando tus pequeños se comportan mal, no lo hacen con intención, sino que simplemente están aprendiendo a vivir y por eso siempre debes guiarlos en el buen camino.

Por tal motivo, cuando tus hijos se peleen, deja que se tranquilicen, después, pide al que comenzó el conflicto que se disculpe con su hermano y al otro enséñale el valor de aceptar las disculpas de su hermano.

6. Platícales sobre tu relación con tus hermanos cuando eras pequeña

Esta actividad no solamente te permitirá recordar tu infancia y pasar momentos de convivencia con tus peques, sino que también les podrás decir cómo era la relación con tus hermanos, cómo se divertían y de qué manera solucionaban sus diferencias cuando tenían conflictos.

Así, tus peques podrán seguir con tus consejos cuando entren en conflicto y descubrirán el valioso significado de la familia y la buena convivencia entre hermanos.

Como puedes notar, mejorar la relación fraternal de tus pequeños es más fácil de lo que creías, solo requieres el apoyo de tu pareja para juntos educar con amor, paciencia y respeto a tus hijos, reconociendo que cada uno de ellos es único y valioso.

¿Cómo fomentas una buena relación de hermanos entre tus pequeños? Escribe tu respuesta en un comentario.

¡Nos vemos en el próximo post!

Equipo LionKids.

.

Share on FacebookShare on Google+Digg thisShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterPrint this page

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Reply

  • (will not be published)