Conforme tus peques crecen, también en ti aumenta la preocupación sobre en qué momento dejarán de usar el pañal.

Este pendiente, muchas veces te puede estresar hasta el grado de regañar a tu hijo por no aprender a ir al baño, esto solamente ocasionará que se sienta mal consigo mismo, lo cual atrasará aún más este proceso.

Por este motivo, hoy te presentamos 4 excelentes tips para apoyarte en esta nueva etapa y logres que tu hijo realmente se enseñe a ir al baño y, así, le digas adiós a los pañales.

1. ¿Tu bebé realmente está preparado?

Es lo primero que debes contestarte, ya que como en cualquier otra etapa de la vida, tu peque debe sentirse listo para dejar el pañal, algunas señales para saberlo son:

– Tiene suficiente equilibrio para caminar.

– Se mantiene seco por lapsos de tres o cuatro horas.

– Puede subirse y bajarse sus pantaloncitos.

– Te dice que quiere hacer del baño antes de hacerlo.

– Trata de imitarte cuando van al baño.

– Se toca el pañal para avisarte que está sucio.

Si tu niño manifiesta lo anterior, entonces puedes estar segura de que es el momento ideal para enseñarlo a ir al baño.

2. Coloca un excusado infantil

Comprar este artículo es fundamental, ya que de esta manera, tu hijo se sentirá más cómodo, debido a que un excusado más chico, le quitará los nervios de enfrentarse a un baño grande, esto se debe a que la mayoría de los peques suelen tener miedo de caerse dentro o del ruido producido al vaciar el tanque del baño.

Una excelente idea para aumentar la confianza de tu hijo, es ir juntos a adquirirlo y permitirle que le escriba su nombre y que lo decore con algunas estampitas de su agrado. Recuerda poner el excusado en un lugar accesible y conveniente.

3. Establece una rutina para tu pequeño.

Primeramente debes lograr que tu peque se siente completamente vestido en su bañito una vez al día, la hora es indistinta, puede ser después de desayunar, antes de bañarse o cuando normalmente suele hacer del baño.

De esta forma, se irá acostumbrando al excusado y lo comenzará a aceptar como parte de su rutina. Es importante que no lo presiones, si no desea sentarse no tienes que forzarlo ni obligarlo a que permanezca sentado, ya que lo empezará a ver como algo negativo y menos deseará acercarse a él.

En este caso, lo mejor será guardar su excusado o dejarlo de lado por algunos días.

Algunas actividades que puedes realizar para ayudarlo a permanecer sentado son: acompañarlo o contarle algún cuento, así, se le formará el hábito de permanecer sentado hasta que la pipí o la popó salga.

como_hacer_que_mi_bebe_deje_el_panal_4_excelentes_tips_lionkids_estimulacion_temprana4. Felicítalo

Los estímulos positivos pueden ser muy benéficos durante esta nueva etapa, ya que tu niño se sentirá motivado al sentarse en su baño, a avisarte cuando tenga la necesidad de ir y a seguir intentando este proceso todos los días.


Algunos premios que puedes otorgar a tu peque son palabras de felicitación cada que lo veas ir al excusado, darle un dulce o un juguete cuando te avise que necesita ir al baño e incluso puedes comprarle calzoncillos nuevos que le hagan la ilusión de estrenar.

Así mismo, existen una gran cantidad de libros infantiles que tratan sobre este tema, los cuales pueden aumentar su confianza para aprender a ir al baño y convertirse en un niño independiente.

Esta nueva etapa puede ser muy complicada para tu peque como para ti, sin embargo, seguir estos consejos te ayudarán bastante para no desistir en el proceso de enseñar a tu hijo a dejar el pañal, recuerda que también puedes obtener ayuda de especialistas o de otras mamás que estén pasando por la misma experiencia.

¿Cuáles otros tips darías como mamá? Escribe tu opinión en un comentario y comparte este post en tus redes sociales.

¡Nos vemos en el próximo post!

Equipo LionKids.

Share on FacebookShare on Google+Digg thisShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterPrint this page

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Reply

  • (will not be published)